Ocupado vs Productivo

Uno de los errores principales a la hora de distribuir nuestro tiempo es no saber la diferencia entre estar ocupado y ser productivo. Si bien es cierto los términos pueden enredarse, es fundamental entender esa diferencia entre hacer las cosas de la manera más efectiva y hacer cosas únicamente por el hecho de estar ocupados.

Las personas ocupadas:

  • No tienen un plan
  • Son olvidadizas
  • Generalmente se sienten exhaustas
  • Se rehúsan a tomar nuevos proyectos
  • Siempre están “ocupados”
  • Tienen una inclinación a organizar reuniones para todo
  • Ponen sus sueños en pausa
  • Consideran estar siempre ocupados como un estilo de vida
  • Tienen poco balance entre su vida profesional y su vida personal

Por otro lado, las personas productivas:

  • Tienen un plan y lo cumplen lo mejor que pueden
  • Son cumplidas
  • Se sienten con buena energía y felices
  • Se sienten emocionados ante nuevos proyectos
  • Se encuentran ocupados de manera temporal
  • Tienen reuniones estrictamente necesarias y cumplen una agenda de reunión
  • Toman tiempo para ellos mismos
  • Toman tiempo para invertir en sus sueños
  • Consideran estar ocupados como algo temporal
  • Viven una vida de balance

En Neurobrand queremos contarte 5 tips útiles para pasar de ser una persona ocupada  a una persona productiva:

  1. Establezca verdaderas prioridades: identifique una matriz de prioridades que se adecue a usted y póngala en acción. Haga siempre primero las cosas que no puede postergar.
  2. No revise su correo cada 10 minutos: establezca momentos en el día para revisar sus correos no leídos y así ir avanzando con los pendientes. Esto le ayudara a no perder el enfoque y no distraerse con posibles tareas que surgirán a lo largo del día.
  3. Aprenda a decir no: Es importante que aprenda a decir no cuando realmente sabe que no puede llevar una determinada tarea a tiempo. Esto le evitará contratiempos y estrés innecesario. Evite caer en culpas tras decir no y sepa que la decisión fue lo mejor tanto para usted como para la organización o el resto del equipo. Si puede delegar, ¡hágalo!
  4. Olvídese del multitasking: El multitasking o multitarea disminuye la productividad de las personas. Enfoque su energía en una tarea, termínela, y pase a la siguiente. El multitasking únicamente logrará que duremos más tiempo en nuestras responsabilidades y provocará que nuestro desempeño sea regular.
  5. Tome tiempo para sus sueños o pasatiempos: Sus sueños no tienen que competir con sus responsabilidades. Está comprobado que las personas que invierten en sus pasiones son personas que gozan de mayor realización personal, lo que lleva a mayor felicidad y una mayor productividad. En la medida de lo que sea posible, realice actividades al aire libre.

Uno de los aspectos claves de la productividad es la organización. Organizarnos nos ayuda a tener la certeza de cuáles son las tareas que tenemos que desarrollar,  y nos permite realizarlo de la mejor manera.

Y vos, ¿qué haces para aumentar la productividad en el trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Completa el formulario con tus datos: